Sierras de Calar: Guia de compra y Comparativa de Precios

Normalmente, estamos acostumbrados a utilizar sierras convencionales para tareas de corte, no obstante, hay soluciones mucho más rápidas y eficaces. En este artículo te enseñaremos todo lo que tienes que saber acerca de las sierras de calar: una herramienta útil y con un montón de aplicaciones útiles.

 

Mejores Sierras de Calar 2017

【COMPARATIVA PRECIOS BARATOS】

 

¿Qué es una sierra de calar y para qué sirve?

 

A este tipo de sierra también se le conoce como caladoras. Las sierras de calar es una, básicamente, sierra eléctrica que está conformada por una hoja con dientes, siendo el desplazamiento vertical, con una gran velocidad y con un movimiento de vaivén.

 

A la hora de utilizar esta herramienta hay que tener en cuenta que la velocidad de corte, así como la hoja dentada deben seleccionarse según el tipo de dureza del material que vamos a cortar, de lo contrario no obtendremos los resultados óptimos.

 

Estas sierras te permiten realizar una gran variedad de tipos de corte, de esta manera obtendrás una versatilidad la cual no se presente en las sierras normales o convencionales. Además, lo podrás realizar con una mayor precisión y con un esfuerzo mucho menor.

 

Esta herramienta sirve para realizar cortes que no sean muy grandes en casi cada tipo de material, no obstante, hay que tener en cuenta que en función de lo que estemos cortado tendremos que usar un tipo de hoja de corte. No valen todas para todo, como es obvio.

 

¿Es necesaria alguna medida de seguridad a la hora de utilizar una sierra de calar?

 

Al igual que en toda herramienta de corte, si no nos queremos llevar un dedo por delante, resulta conveniente y obligatorio utilizar las medidas de seguridad adecuadas.

 

Las medidas de seguridad básicas con las siguientes:

 

-Prestar atención a la tarea que se está realizando, evitando distracciones y objetos que puedan provocar el desplazamiento brusco de la hoja o del material sobre el que se está trabajando.

 

– Esperar a que la hoja se haya parado antes de desconectarla de la corriente.

 

-No tener cerca las manos de la zona de corte, de lo contrario nos podríamos cortar con facilidad y eso lo tenemos que evitar a toda costa.

 

-La pieza debe estar sujeta de una manera firme, para evitar movimientos bruscos de la misma.

 

-Es muy recomendable utilizar gafas que nos protejan los ojos para que no entre serrín en los mismos. En este tipo de herramientas el serrín sale a una gran velocidad por lo que puede provocar serios daños.

 

-En último lugar tener precaución y utilizar la herramienta con sentido común, sin que esta se sobre esfuerce.

 

Partes de sierra de calar

 

Respecto a las partes que conforman una sierra de calar hay que tener en cuenta que es una herramienta que no tiene una gran complejidad, por esto mismo no nos detendremos mucho en la descripción de cada elemento. Aun así, hay que señalar que una sierra de calar es una herramienta muy sencilla de utilizar y se compone de:

 

-El indicador de velocidad variable: que permite regular la velocidad. Esto es muy importante porque para materiales duros se recomienda una velocidad baja y para materiales más blandos, como maderas no macizas, podremos utilizar una velocidad más elevada.

 

-El enganche: que será fundamental a la hora de colocar la hoja de corte.

 

-La base que permite el corte a inglete.

 

-El sistema de aspiración que cumple dos funciones, eliminar el serrín y permitir que la máquina esté en una temperatura óptima, sin sobrecalentarse.

 

-El movimiento pendular: no lo tienen todas las sierras de calar, pero es muy útil. Este permite el avance de la hoja de forma que podremos cortar de una manera mucho más rápida. Eso sí el acabado no será tan preciso, tan bueno. Es ideal para trabajos que no requieran una gran precisión en el corte.

 

No obstante, en materiales muy finos no conviene utilizar el movimiento pendular ya que podríamos romper el material o resquebrajarlo.

 

Complementos para una sierra de calar

Generalmente, existen pocos complementos para las sierras de calar. Normalmente, suelen estar asociados a las cuchillas de corte.

Tipos de Sierras de Calar

Según el tipo de material podemos distinguir entre las que tienen dientes pequeños y juntos y las que tienen dientes grandes y separados. Los primeros se utilizan para cortar materiales duros o muy duros, los segundos se utilizan para cortar materiales más blandos, como podrían ser ciertos tipos de madera.

 

Respecto a la anchura de la cuchilla cabe decir que las cuchillas anchas son las idóneas para realizar cortes rectos y curvos con la peculiaridad de que estos mismos tienen diámetros de corte grandes.

 

 

Comprar una sierra de calar: ¿En qué características hay que fijarse?

 

A la hora de comprar una sierra de calar hay que tener en cuenta dos componentes: la sierra en sí y la hoja de corte.

Los componentes de la herramienta

En primer lugar, y como en casi todas las herramientas hay que tener en cuenta la potencia del aparato, si vas a realizar trabajos de bricolaje caseros se recomienda una potencia entre los 500 y los 700 W. Si vas a utilizarla para trabajos que requieran una mayor exigencia deberás utilizar una potencia superior a los 700 W.

Respecto a la fuente de alimentación, hay algunas que utilizan batería. Se trasladan con mayor facilidad y permiten una libertad de movimientos mayor, pero como llevan incorporada la batería pesan más. Además, la potencia es menor. Las de cable son menos fáciles de trasladar, pesan menos y tienen una potencia mayor.

Es importante que la sierra de calar cuente con un mecanismo de boqueo, para mejorar la seguridad. El mecanismo de bloqueo nos permitirá que mientras jecutamos el trabajo la hoja de cortar se encuentre sujeta.

Existen modelos con scroll, los cuales permiten a la hoja que gire sin que haya que girar la sierra de calar. Sin duda esto es muy útil, pero es más caro.

Hoja de corte, aspectos fundamentales

Respecto a la hoja de corte hay que señalar que debe ser compatible con la sierra de calar que hayamos elegido, para ello deberemos fijarnos en si el encastre es tipo T o tipo U.

También hay que fijarse en características como la cantidad de dientes por pulgada, lo cual dependerá del material que vayamos a trabajar.

El ancho de la hoja también será un factor a tener en cuenta, recomendamos una hoja gruesa para los cortes rectos en materiales anchos y una hoja con scroll estrecha para cortes en los que hay que trabajar con ángulos.

Por último, señalar que resulta de capital importancia que la hoja y la máquina sean compatibles, de lo contrario habremos tirado el dinero.

Deja un comentario