Compresores de Aire: Guia de Uso y Funcionamiento

Normalmente, no solemos comprar compresores de aire, a pesar de ser un producto muy útil la generalidad del público desconoce que son. Por ello, hemos creado ésta completa guía en la que podrás aprender todo lo relativo a los compresores de aire, cómo funcionan, qué son y otra serie de características esenciales que te permitirán elegir, de manera adecuada, tu compresor de aire.

No te pierdas nuestra guía y empieza a entender lo útil que serán para ti los compresores de aire ¡No te lo pierdas!

 

Mejores Compresores de Aire 2017

【COMPARATIVA PRECIOS BARATOS】

¿Qué es un compresor de aire? Cómo funcionan y para qué sirven

En primer lugar, antes de decidir si comprar o no un compresor de aire, tenemos que saber cómo funcionan. El funcionamiento es sencillo y no presenta mayores problemas. Se produce un intercambio entre la energía de la máquina y la del fluido. Para explicarlo de una manera sencilla, se podría decir que la energía generada por el compresor, esto es, el trabajo se transmite al aire y por tanto, se convierte en energía de flujo. Este aumento de presión hace que la velocidad del aire aumente.

Por lo tanto, se produce una transformación de la energía mecánica en energía neumática mediante la compresión del aire. Esta compresión genera un aumento de la velocidad del aire, esto es, aumenta su energía cinética.

Como ves, el funcionamiento es sencillo, lo cual es un elemento característico de aquellas herramientas que son básicas para el ser humano, al igual que, por ejemplo, una bomba de agua.

Partes de un compresor de aire

Podemos establecer que un compresor debe de contener los siguientes elementos:

-Una carcasa.

-Un dispositivo de transformación de movimiento del motor (rotativo) en movimiento del pistón.

-Las válvulas.

-Elementos de lubricación.

-Elementos que aportan seguridad.

-Los elementos de entretenimiento, en último lugar.

En este epígrafe te explicaremos como funciona cada uno de ellos y que función tienen en la compresión del aire.

La carcasa

Básicamente, es el bloque, el cuerpo del compresor. Su principal función es de soporte del resto de los elementos. Además, debe impedir que el aire se escape del mismo, ya que, si no, se perdería presión y haría inútil el trabajo del compresor.

La tendencia actual es construirlos en acero soldado, sobre todo en aquellos compresores que tienen una gran potencia. En los de pequeña potencia normalmente se utiliza una fundición intrusada para lograr una gran dureza superficial.

En los de mediana potencia suele utilizarse el acero tratado ad hoc.

Respecto al sistema de transformación, hay que tener en cuenta que variará según el tipo de compresor que tengamos, por lo que lo explicaremos más adelante en distintos epígrafes de la guía.

Las válvulas

La misión de las válvulas es evitar la pérdida de potencia, por este motivo, deben de estar aisladas a la perfección. No podemos permitir que el compresor trabaje para nada.

Las válvulas se relacionan íntimamente con el compresor, si este último gira a mil revoluciones por minutos las válvulas se tendrán que abrir y cerrar 1000 veces. Tienen que ser ligeras, para, básicamente, que no se malgaste mucha energía en el proceso de abrir y cerrar.

Para conseguir este fin se suelen construir en acero inoxidable.

Elementos de lubricación

Son fundamentales, y su principal función es la de completar el cierre de los segmentos del pistón con el cilindro (con la camisa del mismo) y reducir los rozamientos.

La lubricación de las piezas móviles resulta ser fundamental. Esto se debe a que el rozamiento produce dos efectos. El primero es el desgaste de las piezas, lo cual acortará la vida útil del dispositivo. El segundo efecto es la necesidad de incrementar la potencia en caso de que haya rozamiento.

Elementos de seguridad

Con el fin de que no se produzca el hecho de que el límite elástico de los materiales sea sobrepasado se colocan una serie de válvulas de seguridad. No obstante, estas solo son necesarias en compresores de mediana y gran potencia.

También, existen elementos de protección térmica para evitar que el motor se recaliente y se pueda quemar debido a diversas circunstancias. No olvidemos que un motor no es una pieza barata, por lo que es mejor prevenir que curar.

Elementos de entretenimiento

Básicamente, están formados por el calentador de carter y el prensaestopas. Este último es muy importante ya que evita que se produzcan fugas de líquido refrigerante.

Tipos de Compresores de Aire

En este epígrafe analizaremos los tipos de compresores de aire que existen en el mercado:

Compresores de aire de pistón

El compresor de pistón es de desplazamiento positivo, de esta manera el aire se aspira en el interior de un cilindro, gracias a la acción de un pistón al cual le acompañan un cigüeñal y una biela. El pistón al realizar el movimiento contrario lo que hace es comprimir el aire en el interior del mismo, generando por tanto la presión que se quiere alcanzar.

Puedes lubricarlo con aceite, no obstante, ten cuidado ya que no querrás que el aire acabe con partículas de aceite. No es para nada recomendable esta situación.

Compresores de tornillo

También es conocido como compresor helicoidal. Resultan ser impulsados por un motor diésel o de gasolina, el cual transmite la energía mecánica la caja por medio de una polea. Los tornillos giran creando una succión, lo cual hace que aire entre mientras se aumenta la presión del mismo en las cavidades.

Compresores a prueba de explosión

Tiene una serie de ventajas que los diferencian del resto. Por ejemplo, funcionan de manera estable, hacen poco ruido, duran mucho, son baratos de mantener, consumen poco aceite y son muy eficientes.

Sin embargo, su gran ventaja es que cuentan con una serie de mecanismos de seguridad que impiden las explosiones o los cortocircuitos, es decir, son más seguros. Es poco frecuente tener accidentes con un compresor, pero si quieres estar seguro un compresor a prueba de explosión te puede ahorrar un mal rato.

Tipos de compresores de aire según uso:

Según su uso podemos clasificar a los compresores en tres categorías:

Compresores de aire domésticos

Los compresores de aire pueden tener muchas funciones en el ámbito doméstico. Por ejemplo, pueden servir para inflar todo tipo de objetos, desde balones de fútbol hasta piscinas para los niños y no tan niños.

En segundo lugar, un compresor doméstico te permite pintar con pintura o barniz en grandes superficies. Es muy recomendable si quieres hacer el trabajo de manera rápida.

En tercer lugar, facilitan la tarea de grapar y clavar de manera manual. Esta tarea que con un compresor puede realizarse con rapidez antes era muy lenta. No obstante, recomiendo tener cuidado, no termines grapándote un dedo.

Por último, y en quinto lugar, la función de soplado los convierten en un tremendo aliado para acabar con la suciedad. Los compresores te permitirán desplazar hojas del jardín o la suciedad de un punto a otro.

Compresores de aire de uso profesional

Son muy parecidos a los industriales por lo que los trataremos en el siguiente apartado como si fueran una única categoría.

Compresores de aire industriales

Los compresores de aire industriales, desde luego, son muy útiles. Te permiten realizar un gran número de tareas, como, por ejemplo, pintar, cepillar, grapar, clavar clavos triturar elementos, verter cemento o limpiar.

Por ello, no debes pensar que están pensados para única tarea, y por este motivo, te pueden resultar muy útiles.

No obstante, a la hora de comprar un compresor de aire industrial tenemos que tener en cuenta tres elementos: la potencia, el volumen y la presión del aire. La potencia se suele media en caballos o en kilovatios.

El caudal es la capacidad que detenta el compresor de comprimir el aire en un determinado tiempo. Se mida en litros por minuto o pies cúbicos por minuto.

Por último, la presión del aire se suele medir en bares y es la presión que puede otorgar el compresor.

Tipos de Compresores según motor

Según el motor podemos encontrar estos tipos de compresores:

Compresor de aire eléctrico

En ellos podemos encontrar distintas categorías, según, por ejemplo, el tipo de alimentación o la transmisión que se utiliza para poner en marcha el pistón del compresor. La principal diferencia con los de gasolina es que estos utilizan un motor eléctrico.

Compresor de aire a gasolina

Funcionan tanto con gasolina como con diésel, el tipo de combustible dependerá del modelo que utilicemos.

La mayor ventaja de los mismos es que tienen una potencia mayor que los eléctricos. Estos motores, sin embargo, son mucho más contaminantes y hay que atender también al hecho de que el precio de la gasolina es fluctuante.

Tipos de compresor de aire según capacidad

El tanque hace que el compresor funcione hasta que se llene este, después entra en reposo y las piezas mecánicas que usen el aire funcionarán de manera adecuada. Cuando se agote el aire volverá a funcionar.

Podemos dividirlos en distintos tamaños, pero los más comunes son los compresores de aire de 50 litros y los compresores de aire de 100 litros.

Tamaños de compresores de aire

Según su tamaño y utilidad:

Compresor de aire portátil

Es ideal para llevar a cualquier parte, por lo que si tienes una segunda residencia este es tu compresor ideal.

Compresor de aire mini o pequeño

Pensado para realizar actividades que no requieran mucho volumen de aire. Es útil para pequeñas tareas.

Compresor aire acondicionado

Utilizan como energía o un motor eléctrico o el motor del coche. Son la pieza principal del climatizador del coche. Hay que tener en cuenta que utilizan mucha energía por lo que no suele ser barato su uso.

Compresor de aire para coche

El ideal sería el acondicionado. Aunque podemos utilizar un compresor de aire para inflar las ruedas del coche, pero no lo recomiendo si no se tiene conocimientos avanzados de mecánica.

Compresor de aire para pintar

En mi opinión, son útiles para pintar grandes superficies en poco tiempo, eso sí no esperes mucha precisión la primera vez que los uses. Su principal ventaja es que te ahorrarán tiempo y trabajo.

Compresor de aire para aerógrafo

Son muy útiles para pintar con el aerógrafo. Como consejo, busca uno que no sea muy ruidoso.

Accesorios para compresores de aire

Un compresor de aire, en sí, no necesita de accesorios. No obstante, hay algunas piezas que pueden ser muy útiles.

Como, por ejemplo, una buena manguera para enviar la presión del aire y una buena pistola para lograr mayor precisión con el aire que utilicemos.

Otros accesorios son las piezas específicas para inflar determinados objetos como balones de fútbol o ruedas de bicicletas o las del coche.

¿Cuánto cuesta un compresor de aire? ¿Cuáles son los más baratos?

El precio de un compresor de aire es algo muy relativo. Por ejemplo, un compresor de aire industrial siempre será mucho más caro que un compresor doméstico.

También hay que tener en cuenta otros factores, como, por ejemplo, el hecho de que unos compresores consumen más energía que otros. Un compresor de aire acondicionado no es muy caro pero su uso si lo es.

Como puedes advertir hay que hacer un cálculo serio para hallar lo que realmente puede llegar a costar un compresor. No obstante, que sea difícil calcular su precio no significa que sean caros.

Si buscas algo barato la segunda mano puede ser una buena solución, eso sí consulta a algún amigo mecánico sobre el compresor o al menos prueba que funcione correctamente. Saber el año en el que se fabricó también resulta ser una muy buena idea.

Los más baratos, obviamente, serán los domésticos y aquellos en los que el tanque sea pequeño.

¿Qué compresor de aire comprar? ¿Qué compresor me recomiendan?

En principio, para hacerte una buena recomendación tenemos que saber qué clase de uso le vas a dar y la frecuencia que vayas a utilizarlo.

Si no le vas a hacer mucho caso, lo mejor, sin duda, es un compresor doméstico. Son baratos y no gastan mucho, por lo que relación calidad precio y uso es de lo mejor que te vas a encontrar.

No obstante, si lo vas a usar más de un par de ves te recomiendo un compresor de aire industrial porque son mucho más versátiles. Es decir, esto significa que vas a poder realizar muchas más tareas con él.

Con uno doméstico, dependiendo del que compres claro está, a lo mejor solo puedes hinchar balones de playa y piscinas. Sin embargo, con uno industrial puedes limpiar, puedes triturar, puedes pintar, puedes hinchar etc.

Por ello, creemos que es mejor uno industrial que uno doméstico.

¿Qué aceite para compresor de aire puedo comprar?

Esta pregunta en abstracto es difícil de resolver. Dependerá del compresor de aire que tengas. No obstante, hay que hacer una recomendación que ya hemos señalado antes, no dejes que el aceite se mezcle con el aire.

Por ponerte un ejemplo, imagina que estas limpiando tu casa con un compresor de aire. No creo que quieras que las paredes y el suelo se empapen de gotitas de aceite. Al final, el descuido te puede salir muy caro por lo que ten mucho cuidado en lo que respecto a ello.

¿Cómo elegir un compresor de aire? ¿Qué potencia necesito?

Elegir un compresor de aire está vinculado al uso que vayas a hacer del mismo. Si solo vas a usarlo para pequeñas cosas, compra uno doméstico, si lo que quieres es versatilidad es mejor que ahorres y que te gastes el dinero en uno industrial que tampoco son tan caros.

La potencia dependerá del uso que le vayas a dar a tu compresor de aire. No obstante, es recomendable comprar más potencia de la que realmente se necesita, porque si ocurre algo que implique el usar más la tendrás. Además, la potencia se puede regular fácilmente, pero la falta de potencia difícil arreglo tiene.

Deja un comentario