Grupos o bombas de Presión de Agua: La Guia Definitiva

En muchas ocasiones se nos puede plantear el problema de que no llega la suficiente presión a la red acuífera de nuestra casa. Ello desencadena en un problema fundamental, que es la presión del agua. Una presión correcta en un hogar es fundamental para llevar a cabo tareas cotidianas tan relevantes como tomar una ducha, lavar platos, llenar un cubo de agua para fregar los suelos de nuestro hogar, regar la casa, llenar una piscina, etc.

 

El hecho de no tener una presión fuerte en nuestra casa no es un problema menor, como podemos ver. Puede que al principio podamos pensar que es un problema sin importancia, pero tarde o temprano nos damos cuenta de que el problema tiene una envergadura bastante considerable, ya que es bastante incómodo lidiar con la falta de presión de agua. La consecuencia principal es la pérdida de tiempo. Llenar una piscina con una presión incorrecta puede ser algo que dure incluso días, fregar los platos será una tarea que nos quite más tiempo del deseado, y aclarar nuestra cabeza sin presión en las duchas nos tomará más minutos de lo normal.

 

Por ello, lo ideal es comprar una bomba de presión de agua si el problema principal de nuestra casa es la falta de presión. Además, la instalación de una bomba de presión de agua es muy sencilla, de tal manera que numerosos profesionales sabrán cómo hacerlo. De esta manera, reduciremos los costes y la incomodidad de una obra de fontanería, y solucionaremos el problema de una manera igualmente eficaz.

 

Mejores Grupos o Bombas de Presion de Agua 2018

【COMPARATIVA PRECIOS BARATOS】

¿Qué es un grupo o bomba de presión de agua? Características

 

Las bombas de presión de agua tienen como finalidad última, básicamente, la de llevar agua de un lugar a otro. Estas pueden tener tanto aplicación industrial como aplicación doméstica. Para las redes domésticas, se emplean normalmente para proporcionar agua de manera continuada y automática en aquellas que carecen de la presión suficiente, haciendo que las funciones del agua de una casa no funcionen correctamente. Por ejemplo, puede que no tengamos presión suficiente en el grifo de nuestra casa para llevar a cabo actividades cotidianas, o que falte agua en el riego por aspersión de nuestro jardín, de tal manera que el agua no llega de manera eficiente a todos los lugares del mismo.

 

Sin embargo, estas no son las únicas aplicaciones que puede tener una bomba de agua. Además, entre sus funciones principales, destacan las siguientes: ya no solamente mejora la presión de una red, sino que además sirve para dotar de agua a un lugar que está desprovisto de la misma. También será de mucha utilidad para regar grandes superficies de cultivos, e incluso para vaciar de agua lugares como las piscinas, o los pozos sépticos, de tal manera que podamos limpiarlos de manera correcta y cambiar el agua.

 

En cuanto su aplicación industrial, puede tener todas las que la mente nos permita imaginar. Existen numerosos empleos y oficios en los que la presión del agua es importante para llevar a cabo un buen trabajo, y una bomba de presión de agua es algo que puede ayudarnos de una manera bastante importante.

 

Tanto si tenemos problemas de presión en casa, como si necesitamos una mayor presión en cuanto al terreno industrial, una bomba de agua es toda una ventaja. No debemos preocuparnos por los costes que llevan aparejados las obras de fontanería, y además conseguiremos el mismo efecto que tendría cambiar toda la red acuífera.

 

Además, a la hora de instalar nuestra bomba de agua, podemos escoger de entre una gran variedad de bombas de agua que existen actualmente en el mercado. Sin embargo, antes de escoger la bomba de presión de agua que más nos conviene, debemos saber que existen dos tipos de bombas: las motobombas y las electrobombas.

 

Las motobombas se emplean para depósitos grandes, y funcionan con un motor. De ahí que se llamen motobombas. Como todo motor, necesita un combustible para funcionar, y en la mayoría de casos este combustible será gasolina. No obstante, podemos encontrar motobombas en el mercado que precisarán de otro tipo de combustible.

 

Por el contrario, las electrobombas funcionan con corriente eléctrica, por lo que el requisito indispensable para su funcionamiento es que debe estar enchufada a una toma de corriente. La ventaja principal de este tipo de bombas es que no tendremos que preocuparnos de si se acaba o no el combustible, pero evidentemente estarán gastando la electricidad de nuestra casa.

 

Funcionamiento de un grupo de presión de agua. ¿Cómo funcionan?

 

Para que podamos comprender de una manera óptima el funcionamiento de una bomba de agua, es esencial que sepamos de qué está compuesta, es decir, las partes que la conforman. Podemos encontrar unas partes bien diferenciadas, y todas cumplen una función sin la cual la bomba de agua no podrá funcionar.

 

La primera parte de la bomba de agua es el Armazón. El Armazón es sencillamente lo que cubre la bomba de agua y el mecanismo de su interior. Normalmente este armazón está hecho de materiales que protegen a la bomba de agua de la corrosión o de la oxidación. No obstante, es muy recomendable que no coloquemos nuestra bomba en aquellos sitios donde pueda estar expuesta al sol y al calor, a la humedad de la lluvia, o a las heladas del invierno. Debe estar lo más protegida posible de los agentes externos.

 

La segunda parte importante de la bomba son los orificios de salida y de entrada de agua, una parte indispensable sin la cual el aparato no podría llevar a cabo su cometido. El tercer elemento que debemos conocer es el impulsor de la bomba. El impulsor hace, como su propio nombre indica, que el agua se impulse. Además del impulsor, tenemos que saber que este viene sostenido por un eje. De esta manera, el impulsor no dará vueltas sobre sí mismo. A su vez, este eje impulsor viene sostenido por una serie de rodamientos. Posteriormente, encontramos los anillos. Los anillos harán que el líquido contenido dentro de la bomba de agua no pueda salir al exterior, pues sella su interior.

 

Otra de las partes más importantes de la bomba de agua es el motor. El motor hace que el eje se mueva para que el impulsor pueda accionarse, de manera que se impulse el fluido por los orificios de entrada o de salida. Como ya hemos mencionado antes, existen diferentes potencias en los motores de las bombas de agua, cada uno de los cuales se adapta mejor a unos cometidos que a otros. El motor, como no podía ser de otra manera, también viene compuesto por una serie de elemento que, en este caso, no es necesario conocer para saber cómo funciona una bomba de presión de agua.

 

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos el control de la bomba de agua. Este se compone de una serie de botones que es importante conocer a la hora de adquirir una bomba de agua, ya que con el panel de control vamos a accionarla y a apagarla cuando lo necesitemos. Además, también podemos programarla para que funcione a unas determinadas horas del día.

 

En cuanto al funcionamiento propiamente dicho, ahora que conocemos las partes, es bastante simple. Como dijimos antes, sirve básicamente para trasladar el agua de un sitio a otro. De esta manera, el agua es absorbida por el orificio de entrada de la bomba de presión de agua, y llevada al interior de la misma. En este momento, el motor activará el impulsor que se encuentra dentro del armazón de la bomba, de tal manera que el agua girará dentro del mismo y será impulsada a gran presión y expulsada por el orificio de salida o difusor.

 

De la misma manera, para el uso doméstico de una bomba de presión de agua, la bomba será instalada en la acometida de la red doméstica que proporcione a nuestro hogar el agua potable, y después se conectará a la tubería principal de distribución. De esta manera, abasteceríamos nuestro hogar de agua. Esta sería otra de las utilidades de una bomba de presión de agua, además de la del vaciado del agua en piscinas, por ejemplo.

 

¿Cómo instalar un grupo de presión doméstico?

 

Si bien lo ideal sería contactar con un profesional que instalase directamente la bomba de presión de agua, debemos saber que su instalación puede hacerse de manera totalmente casera.

 

Lo primero que debemos hacer es asegurar las conexiones de aquello que queramos conectar a la bomba de agua al orificio de entrada de la misma. Para ello, lo mejor que podemos hacer es emplear un manguito, el cual tendremos que presionar con una abrazadera. Para ello, tendremos que usar la llave pertinente. Debe quedar bien firme, ya que de lo contrario podrían producirse fugas de agua, y habría que repetir el proceso de instalación casi desde el principio.

 

En cuanto al orificio de entrada, tenemos dos opciones. O bien repetimos el proceso anterior y conectamos aquello que queramos, o bien empleados un tapón si lo que queremos es no emplear este orificio. Si queremos conectar algo a este orificio de salida, tendremos que repetir el proceso anterior, de manera que emplearemos un manguito que aseguraremos con una abrazadera para evitar posibles fugas de agua.

 

Posteriormente, debemos conectar un tubo que hará de conductor el agua. Este simplemente debe quedar correctamente unido al manguito, por lo que sería pertinente volver a unirlos con una abrazadera. Otra cuestión importante es la de asegurar la tubería conductora de agua. Esto puede hacerse de múltiples maneras, pero nunca es conveniente dejarlo suelto, ya que el agua sale de la bimba con mucha presión y el tubo podría desprenderse, aunque hayamos empleado una abrazadera para unirlo al manguito del orificio de entrada o de salida.

 

Si la bomba de agua es de uso doméstico, probablemente necesitaremos conectar algún tipo de punto de desagüe y una evacuación. Tanto la una como la otra tienen que estar fijadas de la misma manera que la tubería principal, es decir, que deben ir conectadas a un manguito y agarradas al mismo mediante una abrazadera. En cuanto a la evacuación, deberíamos conectarlo al orificio de salida.

 

En un principio, esto sería todo lo que tendríamos que hacer para tener instalada nuestra bomba de agua de uso doméstico, y estaría lista para su funcionamiento. Podemos conectarla a fregaderos, lavavajillas, lavadoras y otros utensilios que requieran del uso de agua en nuestro hogar.

 

¿Cuándo necesito un grupo de presión de agua?

 

Si estamos hablando de un grupo de presión de agua, tenemos que tener en cuenta que el uso de la bomba de presión de agua será meramente doméstico. Para esta red concretamente, las finalidades para emplear una bomba de agua a presión suelen ser la de vaciar el agua de pozos, fosas, piscinas, etc. Aunque también sirven para abastecer a todo el hogar de agua si esta es inexistente, o dotarla de presión.
De esta manera, si encontramos que no tenemos agua que abastezca nuestra casa o esta sale con una presión mínima, necesitaremos una bomba de agua que, a través de sus impulsores haga que la presión del agua sea mucho mayor. Pero también podemos emplearla para usos mucho más domésticos, como por ejemplo para llevar agua a electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas, grifos, etc.

 

No obstante, las bombas de agua, como bien sabemos, no solamente sirven para abastecer de agua ciertos lugares de nuestra casa, sino que también sirven para realizar tareas de vaciado. De esta manera, si tenemos que cambiar el agua de la piscina, podemos vaciarla y llenarla usando una bomba de agua. Lo mismo ocurre en el caso de los pozos, los cuales podremos llenar de agua potable tras haberlos vaciado de agua sucia. Sin embargo, encontramos que una bomba de agua es realmente útil si tenemos un sistema de riego para nuestro jardín. Con una bomba de presión de agua, podremos perfectamente hacer que nuestro riego en aspersión para el jardín alcance todos los rincones, de tal manera que ninguno de ellos se quede sin agua.

 

De esta manera, solamente conociendo los beneficios y utilidades de una bomba de agua podremos saber cuándo necesitamos de los servicios de una de esta. Tanto si necesitamos abastecer de agua, como si necesitamos vaciar algún lugar, una bomba de agua es perfecta.

 

Tipos de grupos de presión de agua. Clasificación

 

Podemos encontrar dos gripo bien diferenciados de presión de agua: los grupos de presión standard, y los grupos de presión con variación de frecuencia.

 

Grupos de presión standard

 

El control de la presión se realiza a raíz de una serie de mecanismos, y lo que se está buscando con ello es lograr que el caudal sea continuo. De esta manera, mediante un calderín hidroneumático se logrará que el agua se impulse de manera continua, y no discontinua. La consecuencia será que podremos abastecernos de agua en el momento que deseemos, y no en otro. Simplemente cuando no deseemos agua, el calderín hidroneumático permanecerá apagado.

 

Grupos de presión con variación de frecuencia

 

En este caso, el control de la presión se realiza mediante un sensor que se encuentra en la bomba de presión de agua. Este sensor está conectado a un variador, que lee la presión que se encuentra en el suministro. La diferencia fundamental con los grupos de presión estándar, es que el caudal no es de presión continua, sino que sufre una serie de variaciones.

 

Normativa de los grupos o bombas de presion

 

Para evitar problemas no deseados, tenemos que acudir a las Normas Básicas de cálculo de grupos de Presión, la cual podemos encontrar en el BOE de 13 de enero de 1976. Dentro de esta normativa encontramos varios tipos de grupos de presión que ahora expondremos.

 

Tipo A:

Esta normativa afecta a viviendas o a locales que estén dotados con servicio de presión de agua en la cocina, en los lavaderos, y en los sanitarios. Para este tipo de casos, el caudal instantáneo instalado debe ser inferior a 0.6 litros por segundo.

 

Tipo B:

Esta normativa afecta a viviendas o locales que estén dotados con un servicio de presión de agua en la cocina, en lavaderos, y en un cuarto de aseo. Para este grupo de casos, el caudal instantáneo instalado deberá ser igual o superior a 0.6 litros por segundo, pero siempre inferior a 1 litro por segundo.

 

Tipo C:

Esta normativa afecta a viviendas o locales que estén dotados de un servicio de presión de agua en la cocina, en lavaderos, y en un cuarto de baño completo. Para este tipo de situaciones, el caudal instantáneo instalado debe ser igual o superior a 1 litro por segundo, pero siempre inferior a 1,5 litros por segundo.

 

Tipo D:

Esta normativa afecta a viviendas o locales que estén dotados de un servicio de presión de agua en la cocina, en un office, en el lavadero, en un cuarto de baño completo, y en otro aseo. El caudal instantáneo instalado debe ser igual o superior a 1,5 litros por segundo, pero inferior a 2 litros por segundo.

 

Tipo E:

Esta normativa afectará a viviendas o locales que estén dotados de un servicio de presión de agua en la cocina, office, lavadero, dos cuartos de baño completos, y otro aseo. El caudal instantáneo instalado debe ser igual o superior a 2 litros por segundo, pero inferior a 3 litros por segundo.

 

Determinación del caudal para bloques de viviendas, hoteles y hospitales

 

Cuando vivimos en un bloque de viviendas, no podemos escoger el tipo de bomba de presión de agua que queremos, ni tampoco podemos escoger el tipo de presión que mejor se adapta a nuestra situación, sino que existe una tabla especial que recoge los valores expresados en litros por minuto dependiendo del tipo de bloques de viviendas en que habitemos, y dependiendo también del tipo de normativa a la que se ajuste el bloque de edificios, que a su vez depende de la cantidad de baños por bloque, offices, aseos, etc.

 

De esta manera, para un boque de viviendas o de locales que tengan un número de entre 1 a 10 pisos, la normativa tipo A permite una presión de 25 litros por minuto, la de tipo B a 35 litros por minuto, la de tipo C a 50 litros por minuto, la de tipo D a 60 litros por minuto, y la de tipo E a 75 litros por minuto.

 

Para bloques de viviendas o locales de 11 a 20 espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 40 litros por minuto, la de tipo B 60 litros por minuto, la de tipo C a 85 litros por minuto, la de tipo D a 100 litros por minuto, y la de tipo E a 125 litros por minuto.

 

Para bloques de viviendas o locales de 21 a 30 espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 50 litros por minuto, la de tipo B 75 litros por minuto, la de tipo C a 110 litros por minuto, la de tipo D a 140 litros por minuto, y la de tipo E a 180 litros por minuto.

 

En los bloques de viviendas o locales de 31 a 50 espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 90 litros por minuto, la de tipo B 150 litros por minuto, la de tipo C a 180 litros por minuto, la de tipo D a 220 litros por minuto, y la de tipo E a 280 litros por minuto.

 

Aquellos bloques de viviendas o locales que tengan un número de 51 a 75 de espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 150 litros por minuto, la de tipo B 220 litros por minuto, la de tipo C a 250 litros por minuto, la de tipo D a 290 litros por minuto, y la de tipo E a 320 litros por minuto.

 

Para bloques de viviendas o locales de 76 a 100 espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 200 litros por minuto, la de tipo B 270 litros por minuto, la de tipo C a 290 litros por minuto, la de tipo D a 320 litros por minuto, y en cuanto a las de tipo E, no parecen tener limitación en litros por minuto.

 

Por último, en los bloques de viviendas o locales de 101 a 150 espacios en total, la normativa de tipo A permite una presión de 250 litros por minuto, la de tipo B 300 litros por minuto, la de tipo C a 320 litros por minuto, y las de tipo D y E no tienen limitación en litros por minuto.

 

Como podemos imaginar, en el caso de los hoteles y de los hospitales, las cuestiones de la utilización de una bomba de agua también son bastante complejas, ya que en ambos lugares se reciben diariamente cientos e incluso miles de personas. Por ello, es bastante importante conocer la normativa vigente respecto a los litros por segundo que están permitidos en estos establecimientos, es decir, en hospitales y hoteles. En este grupo de casos en particular, no encontramos que la variable esté en el número de aseos y de baños, sino que la variable predominante se mide tomando como referencia el número de camas que existen en cada lugar. Además, otra diferencia significativa es que no se mide en litros por segundo, sino en metros cúbicos por hora.

 

De esta manera, respecto a los hoteles, pueden tenerse un número de camas desde 50 hasta 800, y el número de litros de agua a presión permitidos varía progresivamente en función del aumento de número de camas. De esta manera, si tenemos 100 camas, la normativa permite una presión de 20 a 30 metros cúbicos por hora. Si tenemos 300 camas, el número metros cúbicos por hora permitidos serán de 50 a 60. Si son 500 las camas que poseemos, podremos tener una presión de 70 a 80 metros cúbicos por hora, y si tenemos 800 camas, el máximo legal está establecido en los aproximadamente 97 metros cúbicos por hora.

 

Al observar la curva a partir de la cual podemos saber cuánto es el máximo legal permitido, vemos que esta no es lineal, sino que a medida que aumenta el número de camas, el extremo de la línea va disminuyendo. Sin embargo, en el caso de los hospitales esto no ocurre así, sino que la curva que encontramos es perfectamente lineal y recta.

 

Así, respecto a los hospitales, puede entenderse un número mínimo de camas de 200, y un número máximo indeterminado, si bien en la tabla se muestra un máximo de 1000. Sin embargo, el cálculo no será complicado teniendo en cuenta que la línea es recta y se extiende así hasta el infinito. Encontramos que, si tenemos 200 camas en un hospital, el máximo legal permitido es de 20 a 30 metros cúbicos por hora. Si tenemos 400 camas, el número total de metros cúbicos por hora que podremos tener es de 40. Si encontramos que tenemos 600 camas en un hospital, el número de metros cúbicos por hora estará entre los 50 y los 60. En un hospital con 800 camas, podrá existir una presión en el agua de aproximadamente 70 metros cúbicos por hora. En último lugar, en un hospital grande con 1000 camas, el máximo legal permitido de metros cúbicos por hora es de 80.

 

Determinación de la presión de trabajo

 

La determinación de la presión de trabajo de una bomba de agua se obtiene mediante unos cálculos que son bastante sencillos de realizar. La presión de trabajo será igual a la suma de la altura de la aspiración, de la altura geométrica, de las pérdidas de carga, y de la presión mínima. Sin embargo, antes de realizar este tipo de cálculos para averiguar cuál es la presión de trabajo de una bomba de agua, deberíamos saber qué es cada cosa. En adelante, la presión de trabajo se calificará como Pt, que es igual a la suma de todo lo anteriormente dicho.

 

De esta amanera, la altura de aspiración (en adelante Ha) es la distancia que existe entre la bomba de presión de agua, y el nivel del agua del que tenga que tomar líquido. La altura geométrica, (en adelante Hg) no es más que la diferencia que hay entre la altura de la bomba, y el suministro menos favorecido de toda la instalación. De esta manera, por ejemplo, la altura geométrica en un bloque de pisos iría desde el final de la Ha hasta el último piso del bloque de edificios, ya que estos serían los menos desfavorables. A su vez, este último piso de la Hg, es el inicio de las pérdidas de carga.

 

Las pérdidas de carga (en adelante Pc) es el 15% como máximo de la altura geométrica. A partir de este porcentaje, encontramos la presión mínima (en adelante Pmin), que es la presión mínima en el suministro más desfavorecido, los cuales normalmente coinciden con los 25 metros de columna de agua.

 

De una manera bastante gráfica, podríamos imaginar un bloque de edificios de unos 5 pisos. La Pt sería la distancia que habría entre el nivel del agua y la presión del suministro más desfavorecido, pasando anteriormente por todos los elementos que acabamos de describir. De esta manera, la fórmula matemática sería la que sigue:

 

Pt = Ha + Hg + Pc + Pmin

 

¿Qué mantenimiento necesita un grupo o bomba de presión?

 

Las bombas de presión de agua son un tipo de máquina que resuelven numerosos problemas de la vida diaria, y que, además, ayudan en gran medida a realizar el trabajo de un número considerable de trabajadores en la industria. Por ello, las bombas de agua son algo en lo que hay que poner especial cuidado a la hora de mantenerlas y tenerlas siempre al día. No podemos permitir que algo tan importante simplemente vaya degradándose con el tiempo. Por ello, es muy importante saber cómo mantener y preservar una bomba de presión en un estado óptimo.

 

Si no realizamos un mantenimiento adecuado de un grupo o bombas de presión, podemos hacer que aparezcan problemas de consumos excesivos, servicios no regulares de la máquina, y además acortaremos la vida de la misma, algo que conlleva unos costes bastante grandes. Un mantenimiento de una bomba de agua sirve para prevenir este tipo de problemas y corregirlos a tiempo, para no tener que llegar a los extremos que acabamos de mencionar.

 

Por esta razón, se recomienda que la revisión de las bombas de agua se realice de manera periódica y bastante regular. Lo mejor sería revisar nuestra bomba de presión una vez al mes, para comprobar que no haya ningún tipo de problema. Esta revisión debería consistir en la observación del consumo eléctrico, de la regulación de la bomba, la comprobación de los elementos de la bomba, la verificación de la presión de trabajo, y la verificación del ruido y la vibración de la misma, entre otros.

 

También resulta ser bastante importante realizar una limpieza de la misma. Esta limpieza pasaría por desinfectar el almacén de agua, algo que debería hacerse, al menos, una vez al año. Con ello, podremos evitar posibles problemas de salubridad que tienen que ver con la bomba de agua.

 

Además, en el momento de la instalación de la bomba de presión, sería conveniente comprobar el lugar donde colocamos a la misma. Tendríamos que procurar que nuestro grupo o nuestra bomba de presión esté lo bastante aislada como para evitar la radiación directa de la luz solar, de la humedad que puede haber en días lluviosos o neblinosos, o de las heladas en los meses de invierno. Y es que este tipo injerencias externas dañan sobremanera nuestro equipo de presión, por lo que, para evitar problemas indeseados, lo mejor es cuidar este pequeño pero importante detalle.

 

Cabe destacar que lo más recomendable en este tipo de casos sería contratar a un equipo de mantenimiento, reparación y limpieza de bombas de presión, los cuales harán un seguimiento del funcionamiento de la misma y serán capaces de repararla y limpiarla antes de que surjan problemas mayores que pueden acarrear costes bastante elevados.

 

¿Con qué problemas nos podemos encontrar?

 

Ya mencionábamos antes el tipo de problemas que pueden surgir si no realizamos un correcto mantenimiento de nuestra bomba de presión o de nuestro grupo de bombas de presión.

 

El hecho de reparar o de contratar a una empresa de prevención, hará que la vida de nuestra bomba de agua o grupo de bombas de agua se alargue significativamente. Si dejamos que esta, simplemente, funcione sin ningún tipo de control, probablemente en un futuro nos encontremos con que el equipo ya no puede aguantar más trabajo, por lo que se estropeará. Volver a instalar una bomba de agua puede ser algo que lleve mucho tiempo y dinero, ya que tendríamos que volver a contratar un equipo de instalación.

 

Además, contratando con una buena empresa, nos aseguramos de que los costes sean mucho más bajos. En el mejor de los casos, sin hacer revisiones, nuestra bomba de presión sufrirá daños graves en lugar de estropearse definitivamente. Sin embargo, este tipo de situaciones conllevan una serie de costes bastante elevados, ya que lo que suele estropearse son piezas clave en el funcionamiento de la bomba, los cuales son bastante caros y requieren de un gran esfuerzo para su reparación. Antes de que surjan este tipo de inconvenientes, un equipo de revisión puede arreglar pequeñas averías y roturas en piezas de nuestra bomba de presión o grupo de bombas, de tal manera que los costes siempre serán mucho menores.

 

Otra cosa que puede suceder cuando algo en nuestra bomba de agua no funciona correctamente, es que el consumo se vuelve excesivo. Con una motobomba nos encontraremos que el combustible se agota demasiado rápido, y si lo que tenemos es una electrobomba, notaremos que el consumo de electricidad se dispara. Al realizar un buen mantenimiento, evitamos que nuestra bomba de presión pueda dar problemas de consumo excesivo en su fuente de energía, algo que, si se piensa correctamente, también supone un ahorro de un coste bastante elevado.

 

Ni qué decir tiene que también vamos a ahorrarnos problemas de funcionamiento eficaz de la máquina, ya que teniendo un servicio que se encarga de revisar, limpiar y reparar las pequeñas averías de nuestra bomba de agua, estaremos asegurándonos de que nuestra bomba de presión siempre funciona de manera regular y correcta.

 

Grupos de presión de agua doméstico para una casa o vivienda

 

Las bombas de agua o grupos de bombas de presión para una casa o vivienda tienen un uso meramente doméstico. Normalmente este tipo de usos no será para realizar tareas de vaciado, sino que su uso será bastante parecido al de un riego.
En el caso de los vaciados para limpieza de pozos, por ejemplo, se absorbe el agua en mal estado de un pozo y esta es transportada hacia otra parte. Pero esta tarea puede hacerse a la inversa, de tal manera que absorbamos agua de un lugar para poder llevarla directamente a nuestros hogares. Esta tarea, fundamentalmente, se realizará a partir de conectar el orificio de entrada en la tubería de agua corriente, y el de salida a la acometida de la casa. De esta manera, tendremos agua corriente en toda la vivienda.

 

Pero también podemos usarla para dar presión a electrodomésticos como lavadoras, grifo, lavabos, lavavajillas, etc. Para estos casos la instalación es bastante encilla y se puede hacer de una manera totalmente casera, tal y como indicábamos en otros puntos de esta guía que se encuentran más arriba.

 

Además, también podemos considerar como uso doméstico el vaciado de una piscina. De esta manera, podremos vaciar nuestra piscina de manera correcta para poder limpiarla, y de la misma manera, podremos llenarla posteriormente a gran velocidad para tener nuestra piscina siempre en un estado absolutamente impecable.

 

Bombas de presión de agua para riego

 

En muchas ocasiones, las bombas de presión son empleadas para realizar una tarea tan sencilla como el riego por aspersión de un jardín. En muchas ocasiones, el agua corriente de una casa no tiene la suficiente presión como para repartir de una manera regular el agua por todo el jardín, si es que este es bastante grande.

 

De esta manera, una bomba de agua nos asegura que el agua podrá repartirse equitativamente por todo nuestro sistema de riego, para que nuestro jardín luzca siempre espectacular. Normalmente, las bombas de presión de agua se emplean para los sistemas de riego por aspersión, pero no solamente puede emplearse en este tipo de sistemas de riego. También resultan ser bastante eficaces en los sistemas de riego por goteo.

 

Además, mediante los controles que ofrecen las bombas de agua, no tenemos por qué encenderla y apagarla cada vez que queramos regar el jardín, sino que podremos programarla manualmente para que cada día a un ahora determinada la bomba se accione y comience a regar el jardín.

 

Bombas de presión de agua para comunidades

 

Las bombas de presión de agua para comunidades funcionan prácticamente de la misma manera que en el caso de los bloques de edificios, con la salvedad de que en una comunidad de vecinos también podemos encontrar con que hay una gran cantidad de jardines que hay que mantener, fuentes, etc.

De esta manera, las bombas de presión para comunidades abastecerían a un gran número de chalets en urbanizaciones. Normalmente las comunidades de vecinos requieren un mayor volumen de litros por segundo, y sería de gran interés conocer la normativa legal al respecto de las comunidades de vecinos.

 

Bombas de presión de agua para edificios

 

Las bombas de presión de agua para comunidades pueden encontrarse en los bloques de edificios, de manera que habría que atenerse a la normativa de tipo A, B, C, D y E que explicábamos en esta guía en puntos anteriores. Cada bloque de edificios o cada comunidad tiene una serie de viviendas y de locales, y la normativa establece para cada caso un número máximo de litros por segundo que la bomba de presión de agua puede impulsar para no exceder de la legalidad.

 

Es extremadamente importante conocer este tipo de normativa, ya que excederse del máximo legal puede constituir una infracción grave. Además, esta normativa tiene una razón de ser. Excederse del máximo sería contribuir con los problemas de sequía por los que suele pasar nuestro país, y ello no sería lo más cívico que podríamos.

 

¿Qué cuesta un grupo de presión?

 

Como ya hemos dicho en varias ocasiones a lo largo de esta guía, existen un gran número de bombas de presión de agua, las cuales varían según su potencia, el método que usan como alimentación para llevar a cabo su funcionamiento, y la marca, entre otros elementos. De esta manera, con tanta variedad de bombas de agua o de grupos de presión de bombas de agua, podemos observar que los precios son bastante variados. Podemos encontrar grupos de presión bastante baratos, pero también podemos encontrarlos a precios bastante caros. Sin embargo, lo que no vamos a encontrar prácticamente en ningún caso es grupos de presión por menos de 100 euros.

 

Podemos encontrar grupos de presión de 99 euros con una altura máxima de 30 metros, y un caudal máximo de 45 litros por segundo. Podemos encontrarlas a precios como los 111 euros, 125 euros, 185 euros, etc. Como podemos ver, en un rango de precios bajo, podemos encontrar una variedad bastante grande. En cuanto a un rango de precios medios, encontramos grupos de presión que cuentan con una mayor calidad por precios como 215 euros, 250 euros, 285 euros, e incluso 300 euros.

 

Si tratamos de buscar grupos de presión algo más caros para buscar una calidad óptima en nuestro equipo, podemos encontrar precios que oscilan entre 350 euros y los 500 euros.

 

Sin embargo, si lo que queremos es buscar grupos de presión que se encuentren entre los equipos más caros del mercado, debemos saber que los precios están entre los 700 euros y los casi 4500 euros.

 

Como podemos observar, existen grupos de presión de agua por unos precios de los más variopintos, y todos se adaptan a todas las necesidades imaginables. Queda claro que no se pretende bajo ningún concepto que este mercado quede fuera del alcance de ninguna persona que necesite de los servicios de un grupo de presión.

 

¿Qué presión de agua debe tener una vivienda?

 

Ya sabemos lo que dice la normativa sobre la presión que debe tener una bomba de agua o un grupo de presión en los edificios, en los hoteles y en los hospitales. La unidad de medida que se emplea para estos casos es el de litros por segundo, y dependiendo del número de viviendas o locales en los edificios, o de las camas en los hoteles y en los hospitales, la presión variaba de una manera diferente.

 

Sin embargo, esto no funciona de la misma manera en las viviendas individuales que precisen de bombas de agua o de grupos de presión, sea para la utilidad que sea. Puede que la necesitemos para dar presión a nuestros electrodomésticos, para llevar agua corriente, para regar el jardín, o para vaciar y llenar nuestra piscina o el pozo que tengamos en nuestra vivienda. Pero la normativa es diferente para las viviendas individuales y para las viviendas que se encuentren en edificios o en comunidades de vecinos.

 

La unidad de presión que tendremos que tomar como referencia son los bar. De esta manera, tener 10 bar de presión en nuestra bomba de presión sería tener una presión bastante elevada, de tal manera que los elementos de nuestro hogar que se beneficien de la presión del agua procedente de la bomba sufrirán bastante. Lo ideal sería que la presión de nuestra bomba estuviera entre los 4 y los 5 bar de presión. De esta manera, tendríamos que escoger una bomba de presión que tenga estos 5 bar de presión, y esta sería una presión perfecta para que todo funcionase de manera correcta y sin excedernos en el consumo de agua.

 

 

2 comentarios en “Grupos o bombas de Presión de Agua: La Guia Definitiva”

  1. Modelo, tipo de bombas y depósito presión de acumulación agua necesitamos para abastecer una comunidad de Vecinos, 48 Viviendas con diez alturas.Gracias,un saludo.

    Responder
    • Ahora mismo te lo indico: bombas centrífugas modelo grande, y depósitos medianos.
      [para datos aún más exactos, contrata a un técnico y págale por su trabajo]

      Saludos

      Responder

Deja un comentario