Biotrituradoras: Comparativa de precios para comprar las Mejores

 

Pocas personas saben lo que es una biotrituradora exactamente, si bien la palabra ‘’biotrituradora’’ viene directamente de la palabra ‘’trituradoras’’. ¿Qué es lo que se supone que debe triturar esta herramienta exactamente? Esta es la cuestión poco clara alrededor del tema de estas maquinas tan singulares.

Por ello, si realmente te interesa saber qué es, para qué puede servir, qué tipos podemos encontrarnos, las partes de la misma, y las partes en que debemos de fijarnos a la hora de comprar una biotrituradora, continúa leyendo este artículo.

 

Mejores Biotrituradoras 2017

【Comparativa de las más BARATAS】

 

¿Qué es una biotrituradora y para qué sirve?

 

Como todos sabemos, las trituradoras sirven, básicamente, para triturar cosas. De esta manera, prácticamente todo lo que vayamos a introducir en una trituradora será destruido y reducido a un montón de nada. Pero, ¿qué es la biotrituradora exactamente? Es una herramienta muy útil, puesto que con ella podremos obtener un abono muy rico con el que podremos alimentar nuestro jardín o nuestras plantaciones.

 

Mediante la biotrituradora, básicamente podemos ir triturando deshechos de plantas, residuos domésticos, etc. Cuando acumulemos la cantidad de deshechos suficientes, los trituraremos y obtendremos un abono que nos servirá para poder alimentar nuestro jardín o nuestras plantaciones de verduras o de árboles frutales.

 

Dicho abono es lo que comúnmente se conoce como compostaje. El compost es algo que podemos comprar en invernaderos industriales u otros establecimientos, y lo único que puede hacerse con ello es abonar las tierras. Podemos obtenerlo nosotros mismos mediante nuestros propios residuos. De esta manera, obtendremos nuestro propio compost.

 

¿Qué puedo triturar?

 

Para poder obtener el compostaje necesario para abonar nuestros jardines, huertos o plantaciones, podemos triturar una serie de deshechos o residuos que sean biológicos. Esto es lo que le da el nombre a la biotrituradora. Está claro que no todo lo que podamos triturar  servirá para obtener un abono ecológico y rico para nuestras tierras. Por ejemplo, triturar papeles, plásticos, pequeños metales u otros objetos que no sean biológicos.

De esta manera, los residuos biológicos u ecológicos que podremos triturar para obtener compostaje son residuos que vienen directamente del interior de nuestra casa, o de nuestro jardín. Ramas de los árboles, hojas secas, o comidas como el café, el té, los restos de las verduras, las frutas, sus semillas, cáscaras de huevo, raspas de pescado, restos de las carnes, etc, son las típicas cosas que podremos triturar por medio de una biotrituradora para obtener compostaje.

Como podemos observar, son todo residuos totalmente biológicos y ecológicos, no dañan al medio ambiente de ningún tipo de manera. Y lejos de no dañar el medio ambiente, lo favorecen. Por ello el abono que se obtiene es de una gran calidad.

 

Tipos

 

Podemos hacer dos clasificaciones. La primera vendría en base al tipo de alimentación que reciben para poder funcionar de una manera adecuada. De esta forma, podemos encontrar biotrituradoras eléctricas, las cuales se alimentan de la electricidad que puede obtenerse a través de una toma de corriente, o de gasolina, dentro de las cuales podremos encontrar un depósito de gasolina que habrá que ir rellenando a medida que queramos emplear la biotrituradora para triturar los residuos orgánicos.

 

Sin embargo, en esta ocasión, la clasificación determinada por las fuentes de energía de las biotrituradoras no es la más relevante. Hay otra que merece mucho más interés. Sin duda, la clasificación más importante viene dada por la magnitud de trituración. De esta manera, podemos encontrar hasta 3 biotrituradoras diferentes: la de fresa, la helicoidal, y la de disco. Ahora entraremos a analizar exactamente qué diferencia hay entre cada una de ellas.

 

Biotrituradoras de fresa, de disco y helicoidales

 

La biotrituradora más potente que existe es la de fresa. Esta está especialmente fabricada para poder triturar troncos de árbol de 4 centímetros de diámetro. No es un tamaño demasiado importante, pero sí es el suficiente como para obtener una buena cantidad de compostaje. Recibe su nombre debido a que posee una fresa que se ajusta a lo que se meta dentro de la biotrituradora, para poder optimizar el triturado.

 

La segunda de las más potentes que podemos encontrar es la helicoidal, capaz de triturar troncos de 3 centímetros de diámetro, tan solo un centímetro menos que las biotrituradoras de fresa. Estas incluso tienen la capacidad de girar las cuchillas en un sentido o en otro para poder triturar mejor, si bien el diámetro y el tamaño de los residuos que podremos triturar serán bastante menores que en el caso de las de fresa.

 

La tercera biotrituradora es la de disco. Sin embargo, no es la más indicada para obtener el abono o compost necesario para abonar los jardines o los cultivos que tengamos. Simplemente servirá para poder cortar las ramas y las hojas de manera que poder transportarlas para llevarlas a algún basurero o punto limpio no sea una tarea tan complicada.

 

Partes

 

Las biotrituradoras no son algo demasiado complejo de comprender. Son una herramienta de lo más útil, pero a la vez no podrían ser más simples. Sus partes siguen una mecánica bastante lineal, de tal manera que podremos entender sus partes en base al proceso de triturado que sigue la propia herramienta.

 

En primer lugar, podemos encontrarnos la boca. A través de esta boca, podremos introducir todos los deshechos o residuos necesarios para que la biotrituradora pueda convertirlo en el rico compostaje que abonará la tierra. Es muy importante tratar de no atascar esa boca y el conducto que conduce a las cuchillas, ya que de lo contrario no podrá realizar correctamente su trabajo.

 

Posteriormente, encontramos las cuchillas. Son la parte más importante de la misma, ya que gracias a ellas se podrá triturar lo que hayamos escogido para hacer compostaje. Estas podrán variar según hayamos escogido una biotrituradora en fresa, helicoidal o en disco. E incluso realizarán trabajos diferentes y tendrán una mayor o menor resistencia a determinados objetos para abono.

 

Lo que mueve dichas cuchillas es el motor de las biotrituradoras. Este, como hemos podido observar también en los tipos  que existen, pueden alimentarse a base de la energía eléctrica que podemos obtener a su vez de una toma de corriente en cualquier lugar, o a base de la gasolina que podamos adquirir en cualquiera de sus puntos de venta. En el caso de que sea de gasolina, encontraremos también un depósito que tendremos que llenar regularmente, y en caso de que sea eléctrica, encontraremos un trasformador de energía eléctrica que moverá las cuchillas.

 

Por último, tenemos el recipiente de almacenamiento y su rejilla. El recipiente de almacenamiento será el lugar en el que vaya depositándose lentamente el compostaje según vaya saliendo de las cuchillas. Sin embargo, en la parte inmediatamente anterior a este recipiente de almacenamiento, podemos encontrar unas rejillas, que, en la mayor parte de los casos, serán removibles. Estas rejillas tienen como única finalidad la de no dejar pasar al exterior las partes más grandes que la trituradora no haya podido triturar, por el motivo que sea. Estas partes no trituradas quedarían atrapadas en la rejilla, y no formarían parte del compostaje porque no servirían para abonar. Todo lo que esté en el recipiente, será el compostaje final.

 

Comprar una biotrituradora. ¿En qué características hay que fijarse?

 

Como bien habremos podido deducir en base a los tipos que existen, el detalle más importante a tener en cuenta será el tipo de jardín o de cultivos que tengamos. Si tenemos un jardín que no tenga unos grandes árboles frutales o unas plantas demasiado frondosas, puede que con una trituradora helicoidal nos baste para obtener compostaje.

 

Por el contrario, si encontramos que nuestro jardín o las plantaciones que tengamos son más bien frondosas, pero aun así queremos seguir obteniendo un rico compostaje con el que poder abonar nuestras tierras, la biotrituradora con fresa será la mejor alternativa de compra que podamos tener.

 

En cambio, lo único que nos interesa es poder triturar las ramas de árboles pequeñas y hojas secas que tengamos en casa porque no nos interesa tener un compostaje con el que abonar, lo mejor será que adquiramos una biotrituradora de disco. Con esta simplemente conseguiremos tener unas pequeñas láminas de lo que trituremos, pero no obtendremos con ello nada más que la facilidad de transporte.

 

2 comentarios en “Biotrituradoras: Comparativa de precios para comprar las Mejores”

  1. Si SEPPI es muy cara, creo que alrededor de 15000€, pero hay marcas como Makita, que hacen desbrozadoras que dan los martillos contra el suelo y que tiene un alojamiento el martillo cuando da en algo duro, y entonces se esconde el martillo y no ofrece resistencia, porque es como si el rotor se quedara liso.

    Responder
  2. Me compré hace unos años un biotriturador y es una ful de Estambul. Se atasca contínuamente. Si está algo verde, se hace un rollo que se va enrollando a la cuchilla y acaba atascándola, y si la rama seca es del grosor de un lápiz, también se para. Además no tiene recipiente de recogida y es una lata. Total, que estoy más tiempo desatascándolo que triturando.

    Responder

Deja un comentario